Presentación: “El ñu siempre tira al monte”

 gnu-linux

Pues como reza el titulo, es una analogía en forma de refrán de lo que me ha pasado con el uso de los diferentes sistemas operativos del mercado. Como supongo que la mayoría de vosotros, empecé con Windows, ya que es el sistema que viene preinstalado en la mayoría de los ordenadores personales. A los meses de tener mi primer portátil, me picó la curiosidad por el mundo de Linux, por aquel entonces era famoso “Fedora Core 4”. Desde aquella primera instalación he convivido felizmente con GNU/Linux, feliz por el uso y feliz por participar en tan bello movimiento como es el software libre. Tras muchos años de uso del mismo, mi sobremesa pasó a mejor vida, y decidí aventurarme con un MacMini por ser un sobremesa compacto y potente, y por desear probar el tan alabado sistema operativo de la manzana (He de confesar que los primeros meses me resistí a los cambios tan drásticos que tiene dicho sistema operativo, y seguía teniendo como sistema operativo principal Ubuntu).

Pues abreviando, aquí es donde entra en juego el titulo del articulo, tras casi dos años de uso de Mac, he decidido que en ningún sistema operativo consigo estar tan cómodo, ser tan productivo y tan feliz como en GNU/Linux, por lo que he decidido compartir todo la potencia que aplico al escritorio Gnome con todo aquel que pueda estar interesado.

Happy Minds!

Quizás te interese ver estos artículos:

  1. Grub loader BURG

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditShare on Google+Digg thisShare on TumblrPin on PinterestBuffer this pagePrint this pageEmail this to someone